Nokia decidió investigar el asunto después de que varios usuarios del Lumia 800, el primer móvil de la compañía finlandesa equipado con el sistema operativo Windows Phone de Microsoft, se quejaran en las redes sociales de que la batería de su terminal tiene una menor capacidad de lo esperado.

“Podemos confirmar que, aunque la propia batería está bien, un problema de software en ciertas variantes está limitando la capacidad del teléfono para acceder a la totalidad de la batería”, señaló Nokia en un comunicado difundido en las páginas de su servicio técnico.

La compañía subrayó que el problema, que no afecta al Lumia 710 -su otro modelo dotado de Windows Phone-, se debe a un fallo en el software que podrá ser resuelto fácilmente mediante una actualización que estará disponible a principios de 2012.

Según Nokia, esta actualización del software permitirá a los teléfonos afectados acceder a la capacidad total de la batería e incluirá además otras mejoras en el rendimiento del terminal.

Los clientes que hayan adquirido un Lumia 800 defectuoso y no deseen esperar la actualización del software pueden solicitar que Nokia reemplace su terminal por uno nuevo.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.