Assassin’s Creed sumará dos años en barbecho este octubre. Una franquicia explotada hasta decir basta, con entregas anuales y derivados pese a enmarcarse en un género tan laborioso como el del mundo abierto. Ahora nos llegan rumores de su retorno, referido hasta la presente como “Empire” y ambientado en el Antiguo Egipto.

Según lo publicado por WWG el pasado viernes, la nueva empresa de los Asesinos se apodará “Assassin’s Creed: Origins” y será presentada en cuestión de semanas, durante la conferencia de prensa de Ubisoft con motivo de la Electronic Entertainment Expo. Se habla del mayor mundo abierto transitado en la serie y de un avance menos lineal, supeditado no tanto a la narración como a nuestro personaje. En este sentido repetiría el dúo protagonista (hombre y mujer) que tan buen resultado dio en Syndicate.

La fuente se atreve a comparar con Skyrim respecto al énfasis en la exploración. Incluso marítima, permitiéndosenos surcar el Mediterráneo hasta las costas griegas. Porque sí, los combates navales de Assassin’s Creed III, IV y Rogue estarían a la orden del día.

Lo anterior no tardará mucho en corroborarse, si bien la multinacional francesa ofreció pistas de un cambio de rumbo el pasado noviembre, cuando Serge Hascoët (Chief Creative Officer) manifestó su repulsa a los patrones narrativos: “Me interesan mundos abiertos en los que cualquiera pueda tomar parte, que no estén supeditados a una trama. Las secuencias cinemáticas me impiden hacer lo que quiero, que es evolucionar con el entorno. No queremos contar una sola historia, sino decenas de miles; que cada personaje tenga la propia y debamos interactuar con él para conocerla”.

Despojar a la saga de un trasfondo en favor de tramas personales es invocar a una propiedad intelectual inédita

Semejantes declaraciones evidencian el gran problema en que Ubisoft acabó inmersa con su serie estrella: no confeccionaron una hoja de ruta más allá de lo bosquejado por Désilets, de forma que la trama principal (la protagonizada por Desmond Miles) se zanjó apresuradamente y repleta de agujeros. Así, la corporación Abstergo pasó de eje vertebrador a lo anecdótico; de los segmentos subjetivos de Black Flag a las secuencias vacías de Unity. De hecho, los incondicionales de la franquicia aplaudieron Syndicate por recuperar a los Precursores y elaborar en el cacareado proyecto Phoenix.

Culminaron las correrías por la Londres victoriana con un cliffhanger de impacto, pero no tardamos en decepcionarnos. Se anunció que Assassin’s Creed ataría sus cabos sueltos en una serie de cómics (Uprising), dejando vía libre a ese mundo abierto de las “mil historias” descrito por Hascoët. Su premisa suena bien, claro, pero si algo nos ha enseñado el género es que la mayoría de historias engarzadas en personajes secundarios aburren al más pintado. La excepción que confirma la regla fue The Witcher III: Wild Hunt, pese a lo cual pocos desarrolladores han tomado ejemplo.

Por todo lo anterior, este Assassin’s Creed: Origins me aterra. No se puede relatar la formación del primer gremio relegándola a un segundo plano. De nada sirve un mapa gigantesco si no se ofrece una razón de peso para recorrerlo y esto venía siendo el Credo, su pugna contra los Templarios y el modo en que esta lucha milenaria impacta sobre una modernidad alternativa. Comprendo que los galos quieran hacer borrón y cuenta nueva por el batiburrillo argumental que les asfixia, pero despojar a la saga de un trasfondo en favor de tramas personales es invocar a una propiedad intelectual inédita.

La pregunta en el aire es cuánto de “Assassin’s Creed” quedará en su aproximación a la época de los faraones.

Supuesta imagen filtrada de Assassin’s Creed: Origins que confirmaría la ambientación egipcia.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.