A tan solo un mes de que Pokémon Sol y Pokémon Luna llenen las estanterías de las tiendas de videojuegos y dé comienzo oficialmente la séptima generación de la saga, Nintendo, que sabe jugar muy bien sus cartas, ha decidido ofrecer a los usuarios de 3DS una demo jugable especial en la que muestra muchas de las posibilidades del título, desvelando lo justo y necesario para dejarnos con ganas de más.

La aventura dura aproximadamente una hora y no forma parte del hilo argumental del juego, lo que nos permite introducirnos en el nuevo mundo que se nos presenta y conocer a algunos personajes principales sin que queden al descubierto los aspectos clave de la trama.

El inicio también difiere de lo que será la versión final del título, puesto que no es posible elegir entre los tres Pokémon iniciales. Esta vez nos ponemos en la piel de Sun, un chicho de Kanto que se muda junto a su madre a la región de Alola. Sun decide abrir el buzón y encuentra una carta que le envía un “buen amigo”, que os resultará conocido (guiño, guiño), donde nos pide que cuidemos de su Greninja, el Pokémon que nos ayudará a afrontar esta experiencia.

¡Ah! Y los que decidáis jugar la demo tomad nota. Una vez que salga a la venta la entrega completa, podremos enviar dicho Pokemon a nuestro futuro equipo de juego. La criatura, de nivel 36, cuenta con los ataques Shuriken de Agua, Golpe Aéreo, Doble Equipo y Tajo Umbrío.

La historia comienza cuando nuestra madre nos pide que la acompañemos al ayuntamiento para realizar los trámites del empadronamiento, un curioso detalle que aporta realismo a los acontecimientos, permitiendo que demos los primeros pasos por las calles de una pequeña cuidad llamada Hauoli.

Nada mas tomar los mandos, comprobamos que los personajes toman proporciones más reales y que sus movimientos son notablemente más fluidos que en anteriores etapas de la franquicia.

Al poco tiempo conoceremos a Tilo, que hace las veces del rival típico de otras entregas convertido ahora en amigo y compañero de aventuras, y al Profesor Kukui, que estudia a los Pokemon y sus movimientos. Tilo, que es familiar del Kahuna (Gran Jefe) de la isla, nos invita a dar una vuelta y conocer la ciudad.

original2

Durante el paseo visitamos el centro Pokémon que aúna varios de los establecimientos que estábamos acostumbrados a ver en las ciudades y pueblos de anteriores entregas. Ahora los centros Pokémon no solo servirán para curar a las pequeñas criaturas sino que cuentan con una pequeña tienda donde comprar y vender objetos y un lugar donde descansar y tomar un refrigerio. Cabe decir que ambos negocios permanecen cerrados en la demo, pero tranquilos, una becaria nos cuenta que su jefe está de viaje y que llegará, casualmente, en un mes.

A la salida del centro Pokémon tendremos el primer encuentro con el Team Skull, unos matones de mercadillo cuyo aspecto y expresiones tienden a la sobreactuación y que representan a los nuevos malos malísimos que un día fueron los miembros del Team Rocket.

Aquí es donde se nos presenta por primera vez en esta demo la clásica dinámica de combate por turnos, que no innova ni lo pretende, pero que sin embargo ofrece elementos nuevos que lo hacen más accesible a través de una interfaz más visual e intuitiva y que cuenta con un bonito diseño.

La séptima generación supondrá un punto de inflexión en lo que significa Pokémon

Una vez superado este obstáculo volveremos a entablar conversación con el profesor Kukui, quien nos introducirá en el concepto de las pruebas, el nuevo modelo de desarrollo de la aventura que ya anunció Nintendo hace unos meses y que supone una vuelta de tuerca al tradicional sistema de los gimnasios y las medallas Pokemon. Kukui nos emplazará en una nueva localización, una cueva, en la que nos hará entrega del Pokevisor (una especie de cámara de fotos) para que tomemos instantáneas de dos criaturas de la isla, Jangmo-o y dos Hakamo-o, contra los que iremos combatiendo y venceremos sin mayor dificultad.

Una vez llegado al final de la prueba, el Team Skull nos vuelve a sorprender, en esta ocasión con su líder Francine al frente y contra la que combatiremos. Para ayudarnos en el duelo, el profesor Kukui nos entregará una Pulsera Z y un cristal Z, nos prestará a su Pikachu y nos dará dos opciones. O bien emplear a Pikachu y este nuevo poder Z y realizar el ataque Gigavoltio Destructor; o enviar a nuestro Greninja, que gracias a la habilidad Fuerte Efecto se transforma en Greninja Ash y se vuelve más fuerte.

A cada uno de los movimientos especiales les acompaña una escena animada que aporta un aspecto cinematográfico y espectacular al combate, sumando épica a la hazaña. Un acierto siempre y cuando se implemente de manera puntual, para no resultar repetitivo tras varias horas de juego.

news-templatejpg-f47aa8_cfz9

No obstante, la dificultad brilla por su ausencia y sea cual sea la opción de lucha elegida, la victoria contra el Golbat de Francine está asegurada. Lo que viene después deberéis vivirlo vosotros mismos.

En definitiva, este adelanto es redondo, dura lo que tiene que durar y, dejando a un lado los rumores, enseña lo que quiere enseñar. El recorrido nos presenta un mundo abierto y con vida propia, donde los personajes están en movimiento y siempre tienen algo que contarnos, más allá de soltar un mero comentario banal y sin sentido. La sensación de libertad es total, tanto dentro como fuera de la ciudad y la fauna es tremendamente variada. Excepto por un detalle: no es posible capturar Pokemon todavía aunque nos encontremos con criaturas salvajes, algo que dejará a medias a quienes seguimos cantando el lema  “hazte con todos”.

La cámara, uno de los aspectos más comprometidos e innovadores, responde perfectamente y se sitúa en la posición más adecuada la mayoría de las veces, aunque puede resultar molesta la reducción del campo visual en algunas ocasiones (no permite mantener una perspectiva clara de qué es lo que nos rodea).

La banda sonora no falla. Los temas musicales base se acoplan perfectamente a las travesías por el pueblo y las zonas de naturaleza y suman al contexto un ritmo isleño acorde al entorno que nos rodea. Esto no hace sino sumar valor a un paisaje colorido y brillante, típico de una región paradisíaca y tropical. Durante los combates los giros sonoros aceleran las sensaciones y envuelven la batalla, como ocurría en las primeras entregas de la franquicia.

De igual manera ocurre con el doblaje al castellano, que es simplemente excelente. Los diálogos incrementan la viveza del mundo construido y los comentarios de los personajes no principales toman sentido y añaden variedad y credibilidad a la situación. Verdaderamente te apetece leer lo que tienen que decirte.

No hay duda de que lo que está por venir es algo nuevo y con mucho potencial; que la séptima generación supondrá un punto de inflexión en lo que significa Pokémon. La esencia se conserva, está ahí, pero ha evolucionado ganando calidad y riqueza a partes iguales. Estamos ante una reinvención de la saga tanto en lo jugable como en lo narrativo y el cambio resulta prometedor. Ahora tan sólo queda esperar y ver como responden las versiones finales, cuya salida a la venta está programada para el 23 de noviembre.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.