Recientemente ha habido cierta polémica en los foros de Naughty Dog acerca del sistema para apuntar con armas de fuego en Uncharted 3. Según comentan algunos usuarios, las mecánicas de disparo han cambiado cómo el juego interpreta los movimientos del stick analógico cuando se apunta con L1, dificultando los movimientos diagonales del punto de mira. Naughty Dog no ha tardado en salir al paso de la polémica: su community strategist Arne Meyer, al cual entrevistamos con motivo de la presentación en Madrid de Uncharted 3, ha publicado en el blog de la página de Naughty Dog una larga nota explicando las razones del cambio y sus ventajas.

Según cuenta Meyer, “lo primero que hay que tener en cuenta es que las armas disparan de una forma completamente diferente que en Uncharted 2 […] y esto afecta a la percepción que uno tiene sobre el combate con armas en conjunto. […] En Uncharted 2, las balas salen del cañón del arma con una desviación prefijada según a dónde estuvieras apuntando. Esto significa que las balas no salen rectas desde el cañón todo el tiempo: pueden salir con un ángulo de desviación; por tanto, puedes tener un objetivo claramente situado en el punto de mira y aún así fallar el disparo por un amplio margen.” Para entendernos: las balas deberían salir rectas desde el cañón en la dirección en que uno está apuntando, pero en las anteriores entregas los disparos se calculaban tomando un ángulo de desviación desde el punto fijo del cañón; esto provocaba un margen de error que en distancias cortas no es apreciable, pero disparando desde lejos sí.

Así pues, Naughty Dog recreó la física de los disparos con el objetivo de conseguir más realismo en la forma en que las balas salen del arma. “Como resultado de esto”, continúa Meyer, “queríamos conseguir un mayor control sobre si uno falla o acierta un disparo. En Uncharted 3 las balas salen rectas del cañón todo el tiempo. Sin embargo, tenemos el retroceso de las armas, que provoca que el punto de mira se mueva o ‘rebote’ mientras disparamos… […] Ahora es mucho más obvio si estamos acertando o no basándonos simplemente en el punto de mira”.

Además, señala Meyer, el sistema de apuntar con L1 es mucho más sensible para dar más precisión. “En Uncharted 2 estaba más o menos garantizado que uno iba a apuntar en una de las 8 direcciones y era difícil desviarse de eso (imagínalo como si fuera casi un tradicional joystick arcade de 8 direcciones). En Uncharted 3 es mucho más fácil y más preciso desviarse de esas 8 direcciones .” A todo esto Meyer añade que los enemigos se mueven más rápido, por lo que la sensación general del ritmo de combate ha cambiado sustancialmente con respecto a la anterior entrega de la franquicia.

El responsable de redes sociales de Naughty Dog también explica que han cambiado sustancialmente la física del rifle AK47 para hacerla más realista, puesto que se trata de un arma especializada en distancias cortas y ráfagas rápidas de disparo, y acababa siendo el comodín para barrer la pantalla y disparar a larga distancia. Con todas estas explicaciones (además de un par de puntualizaciones sobre cambios en el modo multijugador) la compañía espera dar por zanjada la naciente polémica sobre las diferencias en el estilo de disparo con respecto a la entrega anterior de la saga.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.