A perro flaco todo son pulgas, pero Wii U ha contado con algunos de los títulos mejor valorados en la trayectoria de Nintendo. No sólo en términos visuales (lógico, tratándose de su primera consola en alta definición), sino también en cuanto a diseño de juego. Para sorpresa de muchos, uno de los mejores exponentes fue Yoshi’s Woolly Word, con el que Good Feel rescató la estética de Kirby en el Reino de los Hilos (Wii).

Más que un refrito, el estudio nos regaló una de las mejores entregas de Yoshi’s Island: medio centenar de niveles diseñados con mimo, sencillos de completar pero complejos de desvalijar. Tal fue (sigue siendo) el número de ítems colecionables y secretos, a lo largo de 6 mundos. Pues bien, este Poochy & Yoshi’s Woolly World los recupera en un contexto portátil.

Si algo bueno tendrá Nintendo Switch es que podremos disfrutar su catálogo en cualquier parte, sin esperar a la irremediable conversión para la portátil estereoscópica. Y es que Yoshi’s Woolly World siempre se sintió un juego idóneo para acometer partidas breves al desplazarnos en transporte público. Aún así, no estamos ante una conversión directa; más bien una edición definitiva del plataformas.

Yoshi y Poochy protagonizan 30 simpáticos cortos stop-motion, incluidos en el juego.

Yoshi y Poochy protagonizan 30 simpáticos cortos stop-motion, incluidos en el juego.

No entraremos en demasiados detalles, pero sí ahondaremos en las novedades de la versión. Como su propio nombre indica, Poochy & Yoshi’s Woolly World concede mayor protagonismo al can tricotado, cuyos segmentos nos encandilaron en pantalla grande. Basta pasar su Amiibo por el lector de 3DS para incorporarlo a la aventura en cualquier momento. Además, cuenta con su propia modalidad: una serie de niveles a lo Super Mario Run, donde nos limitamos a pulsar el botón de salto cumpliendo objetivos de recolección. Si tiramos de Amiibo en estas fases podremos recorrerlas contra el crono.

Poochy y Yoshi protagonizan también 30 cortos stop-motion, desbloqueables a diario siempre que acertemos la pregunta de observación que los remata. Un extra la mar de adorable, como puede sobre estas líneas.

Nuevas también en cuanto a la personalización del dinosaurio: además de adquirir diseños recopilando ovillos, podemos tirar de nuevas figuras Amiibo a las que arrebatar su estética. A este respecto se incorporan los de las series Splatoon y Animal Crossing. Y por si os lo estabais preguntando: sí, Yarn Poochy podrá usarse en la versión de Wii U, mediante una actualización disponible el mismo día del lanzamiento.

Más que una conversión, Poochy & Yoshi’s Woolly World se promete la edición definitiva del plataformas para Wii U

¿Y qué pasa si no nos convence ninguno de los patrones de lana disponibles? Basta acudir al “Alfiletero de Yoshi” para crear el nuestro, gracias al stylus. Seleccionamos cada parte de Yoshi a confeccionar, un conjunto de colores y listo. Estos diseños pueden luego intercambiarse mediante StreetPass.

Sobre el gameplay propiamente dicho, la adición más significativa incumbe al consabido “modo relajado”. Esto es, un rebaje considerable de la dificultad, por si queremos despreocuparnos de enemigos y saltos en favor de escudriñar a conciencia los escenarios. Nos serán de gran ayuda los llamados “poochitos“, que atacan a los adversarios y revelan secretos por iniciativa propia. También podemos lanzarlos, si no tememos ningún ovillo a mano.

Por culminar con el apartado técnico, el juego mejora su tasa de frames por segundo respecto a la versión de sobremesa: 60 fps en New Nintendo 3DS, frente a los 30 fps de Wii U y la 3DS original. Esta vez la cámara se sitúa más cercana a la acción, lo que beneficia al acabado. Precisaremos más en un par de semanas, pero de momento pinta una conversión con poco que envidiar a su original.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.