Quedan pocos días para que PlayStation Vita cumpla su primer año en nuestro país. Aprovechando los rumores de revisión suscitados por lo que finalmente parece un diagrama de su última versión para desarrolladores, proponemos ciertas mejoras para su inevitable remozado.

Aunque la petición más evidente resida en la considerable reducción del hardware, lo cierto es que sus 5 pulgadas nos resultan irremplazables. Hacer el dispositivo más pequeño dificultaría cumplir una de las exigencias más reiteradas por los usuarios: aumentar el tamaño de botones, crucetas y sticks analógicos para ganar en comodidad de manejo. ¿Puede conseguirse esto reduciendo la superficie de Vita? Difícilmente.

No nos opondríamos eso sí a una revisión más delgada y ligera, si fuese posible. PS Vita es una portátil bastante pesada para el estándar de smartphones y tabletas, lo que más de una vez nos ha hecho dejarla en casa.

Más cambios a considerar: la ubicación actual de sus altavoces se antoja inapropiada, al quedar ocultos en el agarre. ¿Tal vez situarlos en la parte inferior, flanqueando la toma de auriculares y el conector de carga? A este respecto, ¿No sería genial que dicho puerto hiciese las veces de salida HDMI, tal y como sugiere la patente de marras, mediante cable específico? Teniendo en cuenta que la potencia gráfica de Vita no tiene mucho que envidiar a la de su hermana mayor, disfrutar de sus juegos en el televisor como estándar sería toda una delicia.

También queremos gatillos con un mínimo de recorrido, algo con lo que pocos dispositivos portátiles se han atrevido hasta la fecha, idóneo para títulos de conducción como el previsible "Gran Turismo Vita". Y ya que pedir no cuesta nada, centraríamos la cámara frontal para potenciar la naturalidad de nuestras videoconferencias por Skype, mejorando además la resolución de la óptica trasera.

La nueva PS Vita tendría que disponer también de considerable espacio de almacenamiento interno y sustituir sus carísimas tarjetas de memoria por soluciones más asequibles como las de tipo MicroSD. Sabemos que Sony es muy suya respecto a formatos, en cualquier caso.

Poco más cambiaríamos de una máquina cuyo mayor problema sigue siendo la carestía de títulos. Exclusivas de peso vendidas en pack junto a diversos colores de la consola venderían lo que no está escrito… salvo en Japón, donde Vita parece condenada a no ser que Sony abandone a su antecesora. Algo difícil, ya que aún le resulta tremendamente rentable.

En cuestiones de interfaz, aunque resulta lo suficientemente intuitiva, las aplicaciones necesitan mejorar su velocidad de ejecución. Algunas, como Near, aún encierran un terrible potencial por resultar confusas y no aprovecharse lo que debiesen.

La pregunta en el aire es si Sony mostrará una revisión de su portátil durante la próxima Electronic Entertainment Expo, tal vez con mayor autonomía para disfrutar sin detenimiento de los más que interesantes títulos que aguardan a la consola este año.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.