De mano de la compañía Pwnie Express llega Pwn Phone, un smartphone diseñado especificamente para asaltar redes y robar datos. También, por supuesto, puede usarse para el bien, comprobando la seguridad de nuestra red. Está basado en el Nexus 5, y cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2.3 GHz, 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno.

Sin embargo, también tiene algunas características que lo hacen único. Por una parte, tenemos la versión modificada de Android KitKat, con gran cantidad de aplicaciones de hacking preinstaladas. Además, posee un USB de tamaño estándar, como el de cualquier PC, al que se pueden conectar diferentes dispositivos (por ejemplo antenas o adaptadores bluetooth) para aumentar la potencia y el alcance de la señal del teléfono.

Entre las 103 herramientas de ataque y monitorización de redes que vienen de serie con este smartphone, podríamos destacar EvilAP, que permite crear un punto de acceso WiFi que robará datos de los cualquier dispositivo que intente conectarse a él. Otras herramientos son Nmap, para mapear redes, Strings Watch, un potente "sniffer", Metasploit, dSploit, Dismet, Airodump… y muchas más.

Además, el Pwn Phone tiene un "botón de pánico" que al pulsarse borra todos los datos del terminal, en el caso de que nos descubran haciendo algo que no debemos. Cuesta 1.295 dólares, y tiene una versión en forma de tablet (basada en nexus 7) denominada Pwn Pad, con un precio de 1.095 dólares.

Página oficial de Pwn Express

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.