Hace unos días tuvimos la oportunidad de probar la nueva aventura de Ratchet & Clank, dos de los personajes más prolíficos en la trayectoria de PlayStation. James Stevenson (Community Lead de Insomniac Games) desgranó las novedades del remake para PlayStation 4, con lanzamiento previsto el 20 de abril.

Nueve días más tarde se estrenará Ratchet & Clank: La Película, que junto al videojuego narra el origen de la amistad entre el Lombax mecánico y su robot centinela.

Ratchet & Clank: más que un remake

Sería un error prejuzgar a Ratchet & Clank por su carácter de remake. Cierto que estamos saturados de remasterizaciones, pero lo nuevo de Insomniac difiere del ‘igual, pero más bonito’. Y sí, el videojuego jamás se habría planteado de no producirse la cinta homónima, pero tampoco ha habido prisas por llegar al estreno, como ocurre habitualmente con el software fundamentado en la gran pantalla.

Stevenson introdujo el desarrollo como una reimaginación del Ratchet & Clank original, lanzado para PlayStation 2 en 2002: “Queríamos recontar el origen de los personajes, pero también elevar el listón visual de la franquicia. Con PS3 buscábamos un juego que se pareciese en lo posible a una película de Pixar, con PS4 hemos dado un paso más. ¡Algunos miembros del estudio han llegado a confundir el videojuego con la propia película!”.

¿Qué novedades nos aguardan? Las más evidentes conciernen al apartado tecnológico: transitaremos entornos mucho más ricos y vibrantes. Se ha incrementado el número de enemigos y elementos interactivos en los escenarios, integrados en planetas mucho más grandes: “Aunque el diseño de niveles se mantiene intacto, el armazón varía por completo“. Metropolis incluye nuevas secciones de vuelo y el jetpack nos permite explorar con libertad buena parte del juego.

Screenshot12

También se han incorporado algunas de las armas aparecidas durante la última década, como el Gravitón, el Sr. Zurkon o el Pixelizador, que transforma a los adversarios en píxeles explosivos. Se perfilan igualmente los matices RPG, en torno al sistema de aprendizaje de habilidades.

Por si fuera poco, el juego incluirá áreas y jefes inéditos, todo ello salpicado por 20 minutos de metraje. Eso sí, Ratchet & Clank rechaza la estructura de la película en favor de la perspectiva del Capitán Quark (uno de los muchos cameos que nos aguardan).

Ya puestos a los mandos nos sorprendió el acabado general, verdaderamente a la altura de cualquier superproducción animada. Animaciones fluidas, redondeces coloridas por doquier y unos efectos de iluminación asombrosos. Controlamos primeramente a Ratchet en una suerte de tutorial, que nos deja a las claras los múltiples utensilios y armas (primarias y secundarias) a nuestra disposición. Volverán a intercalarse así los saltos con la estopa, frente a hordas de enemigos con rutinas de ataque diferenciadas.

La última parte de la demostración se centró en Clank, cuyos segmentos no tuvieron cabida en el original. Insuflarán mayor variedad si cabe mediante puzles ligeros, basados en reubicar “energibots” para seguir avanzando. Por ejemplo: colocamos uno a modo de trampolín para alcanzar el interruptor que despliega un puente, sin el cual resulta imposible salvar un abismo de magma. Tampoco faltó una persecución in extremis, que puso a prueba nuestros reflejos.

Lo que vimos (y jugamos) nos bastó para saber que Ratchet & Clank será un imprescindible para cualquier seguidor del género, casi olvidado durante el último lustro. Al menos hasta comprobar si las novedades son tan definitorias como parece.

1 2 3

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.