Como todos sabemos, a Google le gusta estar en todas partes. Buena prueba de ello es que, cuando no inventan ellos mismos algo, siempre intentan sacar una copia de la mejor calidad posible de aquello que esté haciendo la competencia. A veces es un éxito (Android) y a veces un fiasco (Google Videos, Google+), pero nunca se podrá decir que no han intentado llevarse parte del pastel. Esta vez le ha tocado el turno a BlaBlaCar, o más exactamente a las aplicaciones para compartir coche. Y es que los de Mountain View ya están probando RideWith por las calles de Tel Aviv.

La gran diferencia con BlaBlaCar sería que se apoya en Waze, una compañía que Google adquirió hace dos años y que consiste básicamente en una red social para conductores. Nació como una forma de avisar a otros conductores de atascos, obras e incluso controles policiales, compartir atajos, etcétera, y a día de hoy de ella se recoge mucha información que sirve a Google Maps para marcarnos rutas óptimas. De modo que no se trata solamente de que, como en BlaBlaCar, alguien publica el recorrido que va a hacer y otra gente se apunta al viaje, sino que todo ese trabajo puede ser automatizado por Google.

Como Google tiene los datos de todos nuestros movimientos, podría sugerirnos contactar con personas que hagan la misma ruta que nosotros para ir a trabajar a las mismas horas, para poder compartir coche no puntualmente, sino cada día. O gente de nuestra ciudad que suela pasar el fin de semana en un sitio al que queremos ir. Las posibilidades son, obviamente, mucho mayores que con BlaBlaCar. También habrá, por supuesto, quien no quiera que Google controle todos sus movimientos, en cuyo caso, le sugerimos que no tenga un teléfono Android. De hecho, que no tenga ningún smartphone.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.