Samsung ha presentado al fin oficialmente su Galaxy S5, la nueva versión de su buque insignia en el mercado de los smartphones Android. Sus características van en la línea de los datos que ya se habían filtrado: un teléfono muy similar al S4, hasta el punto de que resulta difícil diferenciarlos a primera vista (de frente, sólo dos nuevos sensores cerca del auricular en el S5 lo distinguen de su predecesor).

Construido en plástico, el S5 presenta una pantalla de 5,1 pulgadas a una resolución de 1080p, ligeramente más grande que la pantalla de S4 (de 5 pulgadas). Samsung asegura que la pantalla es capaz de reaccionar a la luz ambiente para ofrecer una mejor visualización. El S5 funciona con el sistema android KitKat y una versión mejorada (más ordenada y clara) de la interfaz TouchWiz. Su corazón es un procesador quad-core a 2,5 GHz, con una memoria RAM de 2 GB.

Dos de las grandes novedades de este teléfono son su capacidad para leer huellas dactilares (característica que ya incluyeron Motorola en su Atrix y Apple en su iPhone 5S) y su resistencia al agua: Samsung asegura que puede estar sumergido hasta un metro de profundidad durante 30 minutos sin sufrir daño. Con esto el S5 se equipara al Xperia Z2, recién presentado por Sony (y del que también hablaremos en estas páginas a lo largo del día de hoy).

Samsung Galaxy S5

Con respecto a las cámaras del Galaxy S5, su cámara trasera de 16 megapíxeles permite grabar vídeos en resolución 4K y ofrece además HDR mejorado. Es capaz de enfocar de forma automática en sólo 0,3 segundos; Samsung promete que incluirá un sistema para retocar las fotos tras lanzarlas, de modo que no habría que preocuparse por el modo elegido para tomar la fotografía. Se incluye también una nueva opción, el "Foco selectivo", que permite enfocar sólo una parte de la imagen y desenfocar el resto.

La batería de este Galaxy S5 ofrece, según explicó Samsung, hasta 12 horas de reproducción de vídeo y hasta 21 en llamadas de voz. La compañía surcoreana ha incluido además un sistema de ahorro de energía, llamado Ultra Power Saving Mode, que al activarse pone la pantalla en blanco y negro y "apaga" todas las aplicaciones (salvo las que le indiquemos que sigan activas) para permitir sólo llamadas y SMS. Con este modo de emergencia la batería aguantaría más horas de lo normal.

Con respecto a la conectividad, el Galaxy S5 soporta 4G; ofrece además una función llamada Download Booster, que permite sumar al wifi el protocolo de comunicación LTE para obtener mayor velocidad de descarga. Además el teléfono ofrece interacción con los nuevos relojes inteligentes de samsung, e incluye un sensor de ritmo cardíaco en su parte trasera. El Galaxy S5 saldrá a la venta el 11 de abril a un precio aún por determinar.

Características completas

  • Pantalla: 5,1'' Super Amoled (1920 x 1080)
  • Procesador: Quad Core 2,5GHz
  • Memoria: 2GB de RAM y almacenamiento interno de 16GB o 32GB, ampliables a 128GB mediante microSD
  • Batería: 2800 mAh; 390 horas en standby
  • Sistema operativo: Android 4.4.2 KitKat
  • Cámaras trasera y frontal: 16 megapíxeles y 2 megapíxeles
  • Vídeo: Ultra High Definition (UHD/4K), videoestabilización, HDR
  • Conectividad: Wi-Fi (802.11 a/b/g/n/ac HT80), MIMO (2×2); Bluetooth 4.0; USB 3.0; NFC; y IR Remote
  • Sensores: acelerómetro, giroscopio, de proximidad, brújula, barómetro, luz ambiente, de gestos, de huellas digitales, de ritmo cardíaco
  • Dimensiones y peso: 142 x 72,5 x 8,1 mm; 145 gramos

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.