Raúl Romero diserta esta semana sobre la costumbre de los juegos desprovistos de opciones para un jugador, especialmente los shoot’em up subjetivos cuya campaña ha pasado a mejor vida. Ejemplos recientes o inminente son Evolve, Star Wars: Battlefront o Call of Duty: Black Ops III en sus ediciones para Xbox 360 y PlayStation 3. También se dan casos de modos historia claramente insustanciales como los de Titanfall o Destiny.

¿Pensáis que dichos recortes están justificados o más bien obedecen a interés corporativos? ¿Deberían incluir campaña todos los juegos de precio completo en el mercado? ¿Está diluyéndose la frontera entre las modalidades en solitario y multijugador?

Podéis responder en comentarios, a través de nuestro canal en YouTube y desde cualquiera de nuestras redes sociales: Facebook y Twitter.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.