Frustrado salto a la tercera dimensión

Tras el éxito sin parangón de Sonic The Hedgehog 2 (6 millones de copias vendidas) y el aplauso unánime a Sonic The Hedgehog 3 & Knuckles (pensados de inicio como un sólo cartucho de 34 megabits), SEGA se enfrentaba al inevitable reto de crear el primer juego del erizo enteramente tridimensional. Surgió entonces Sonic Mars, proyecto para MEGA 32X encomendado al SEGA Technical Institute. Las limitaciones del hardware y el lanzamiento japonés de SEGA Saturn provocaron el trasvase de un proyecto condenado.

Sonic X-Treme, como se denominó, alargó tres años su desarrollo. SEGA lo quería en la calle para Navidades de 1996, lo que dejaba poco margen para crear un motor gráfico capaz. Reutilizar el engine de NIGHTS into Dreams pareció la mejor opción, hasta que un furibundo Yuji Naka se negó en redondo. X-Treme fue finalmente cancelado y Saturn tuvo que conformarse con el desconcertante Sonic 3D Blast y el recopilatorio Sonic Jam, cuyo entorno tridimensional no fue más que un descarte al inicio del desarrollo de Sonic Adventure.

landscape_1424979347-screen_shot_2015-02-26_at_23518_pm-2

Pérdida de identidad

El anuncio de que SEGA abandonaba la fabricación de hardware, el 31 de enero de 2001, sentó como un jarro de agua fría a los incondicionales del erizo. ¿Qué pasaría entonces con su personaje favorito? En efecto, comenzó su andadura por los circuitos de la competencia. Tras Sonic Adventure 2 Battle para Nintendo Gamecube y la pertinente conversión del original, el erizo protagonizaría varios títulos de mejorable calidad o concepto disperso.

Sonic había perdido el rumbo en su salto al terreno multiplataforma, como demostraron Sonic Heroes y su alternancia de personajes (lo que ralentizó un gameplay hasta entonces frenético) o un inconsistente Shadow The Hedgehog (más centrado en la acción). Llegarían a posteriori títulos alternativos como Sonic & the Secret Rings y Sonic & the Black Knight para Wii, defenestrados por su peculiaridad jugable.

Sonic-the-black-knight-sonic-and-the-knights-33773312-1400-1050

Terrible 15 aniversario

SEGA quería revitalizar la imagen de su mascota a toda costa, sabedora de que los últimos juegos del erizo habían puntuado (y vendido) muy por debajo de lo esperado. Encontró la excusa perfecta con la celebración de su décimo quinto aniversario y Sonic The Hedgehog (2006). Las prisas por lanzar el título a tiempo dieron al traste con la jugabilidad del homenaje, que sin embargo supuso un despliegue visual sin parangón en la trayectoria de la franquicia.

Sonic The Hedgehog 2006 recibió calificaciones ínfimas por sus incontables errores de programación y una trama sin pies ni cabeza, en la que el erizo coqueteaba con la princesa (humana) de turno. Curioso cómo la misma SEGA que repudió a Madonna en 1990 (en parte para evitar las comparativas con Peach), dio luz verde a este desaguisado.

sonic_the_hedgehog___2006___by_hinata70756-d5pdfqw.png

Sonic The Werehog

La siguiente entrega principal llegaría en 2009, dispuesta a limpiar de fango la serie de una vez por todas. Tristemente, Sonic Unleashed supuso un nuevo traspiés para el Sonic Team. Aunque sus secciones de día recuperaron las buenas directrices marcadas por sendos Sonic Adventure, las nocturnas helaron la sangre a más de uno.

Como lobo, Sonic protagonizaba unas fases insufriblemente lentas, que volvían a lastrar el ritmo del juego. Lástima, porque en principio Unleashed se concibió como Sonic Adventure 3, sin transformación licántropa de por medio. Hubiese sido un retorno triunfal…

sonic_unleashed__3__by_light_rock-d4w93ij

Sonic Boom o la gota que colma el vaso

Aunque recibimos capítulos reseñables como Sonic ColorsSonic RushSonic Generations Sonic Lost World, las a menudo incomprensibles decisiones de SEGA nos perturbaron con Sonic Boom. Este proyecto de serie televisiva ha derivado en videojuegos detestables (El Ascenso de Lyric y El Cristal Roto), con un segundo lanzamiento previsto para la portátil estereoscópica de Nintendo (Fire & Ice).

En estas topamos con los cerca de 200 millones de descargas acumuladas por Sonic Dash, primera incursión en dispositivos móviles como parte de la nueva estrategia de la firma. SEGA cuenta, de hecho, con un centenar de títulos en las principales tiendas de aplicaciones, entre ellos Sonic Jump, Sonic Jump Fever, Sonic & All-Stars Racing Transformed, Sonic The Hedgehog 4Sonic Runners y Sonic Dash 2: Sonic Boom. Por mucho que nos pese, algunos superan en adicción a las últimas aventuras para consolas.

Sólo queda esperar a que Sonic Team se pronuncie sobre una nueva (y misteriosa) iteración principal bajo la eterna promesa de imprimir velocidad a quien nunca debió perderla.

27579-sonic-boom-trailer-di-sticks_jpg_1280x720_crop_upscale_q85

1 2 3 4

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.