El nuevo teléfono inteligente de alta gama de Sony, Xperia Z, de 5 pulgadas y resistente al agua y al polvo, llegará al mercado europeo y estadounidense el próximo febrero con la intención de plantarle cara al iPhone 5 de Apple y al Samsung Galaxy S III.

El dispositivo tiene una pantalla full HD de 1080 líneas, pesa 146 gramos, mide 7,9 milímetros de grosor y cuenta con un procesador de cuatro núcleos de 1,5 GHz y conectividad 4G.

"No es un 'phablet', es un 'smartphone' porque se puede manejar con una sola mano", ha explicado a Efe el responsable de producto de Sony Mobile para el sur de Europa, Orazio Corva, quien ha reconocido que el objetivo de Sony es "hincarle el diente" al mercado de la telefonía de alta gama dominado por Apple y Samsung.

El teléfono inteligente de Sony está equipado con la versión Jelly Bean de Android.

Además de su gran pantalla, la característica más llamativa del dispositivo es su resistencia al agua y al polvo: puede sumergirse durante media hora a una profundidad máxima de un metro, grabar vídeo debajo del agua y su pantalla táctil funciona estando mojada.

El objetivo es que los usuarios puedan utilizar su teléfono en cualquier parte sin miedo por tratarse de un terminal alta gama, ha señalado.

El Xperia Z tiene una cámara trasera de 13 megapíxeles que graba a 1080 líneas y retroiluminación y una delantera de 1,3 megapíxeles que graba a 720 líneas.

Corva ha destacado que el teléfono realiza fotos de muy alta calidad aun en condiciones de poca luminosidad.

Su capacidad es de 16 gigabytes, aunque se puede expandir hasta 32 gigas con una tarjeta micro SD. Todas sus ranuras están tapadas con lengüetas para evitar la entrada de agua y está dotado de tecnología de contacto NFC.

Según el portavoz de Sony Mobile, la autonomía del teléfono dura más de un día con un uso intensivo y cuenta con una aplicación para administrar la batería.

El teléfono inteligente está fabricado de vidrio "muy resistente", a excepción de los laterales, que están hechos de poliamida de fibra de vidrio.

Una peculiaridad es el botón redondo de aluminio que sobresale del borde derecho del aparato -y que estará presente en todos los futuros lanzamientos de Sony Mobile-, poco usual en este tipo de terminales, que activa la pantalla.

"Sony ha invertido toda su experiencia en combinar diseño, durabilidad y calidad" en este terminal, ha afirmado Corva.

El Xperia Z llegará a Europa y Estados Unidos el próximo 25 de febrero en dos colores: blanco y negro.

Corva ha indicado que Sony aún no ha establecido un precio oficial de venta del terminal para España, si bien ha sostenido que en Alemania se comercializará a 649 euros.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.