El último reporte financiero de Square-Enix ha arrojado cifras más que preocupantes. La compañía espera pérdidas cercanas a los 10.000 millones de yenes (77,4 millones de euros). Esto tras perder más de 3.500 millones de yenes durante el pasado ejercicio.

Yoichi Wada, quien presentase su dimisión hace unos días, ha salido al paso ante la junta de accionistas para explicar la situación. Las ventas de producciones occidentales como Tomb Raider, Hitman: Absolution y Sleeping Dogs, aunque importantes, no han satisfecho las previsiones de la compañía:

"Dedicamos mucho tiempo y esfuerzo en lanzar títulos lo más pulidos posible, recibiendo todos ellos excepcionales puntuaciones en Metacritic. Sin embargo, éstas no espolearon las ventas, especialmente mejorables en el mercado norteamericano".

Detalló Wada que Sleeping Dogs ha vendido 1,75 millones de copias, Hitman: Absolution 3,6 millones y Tomb Raider 3,4 millones, cuando las estimaciones eran de 2,5 millones, 5 millones y 6 millones respectivamente.

La consecuencia más directa de estos resultados será la paralización o cancelación de varios desarrollos en curso.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.