Que las tabletas son el producto tecnológico de moda está fuera de toda duda: un mercado cada vez más grande, con una oferta amplísima y un sinnúmero de aplicaciones para convertir nuestro tablet en casi cualquier cosa. Por supuesto, era cuestión de tiempo que empezaran a aparecer productos destinados específicamente para los más pequeños de la casa: ya hay toda una línea de tabletas de diversas marcas especialmente adaptadas para niños.

¿Cuáles son las diferencias entre un tablet para niños y uno normal? Principalmente dos: para empezar, un sistema de control parental de serie que no hay que instalar y modificar (es decir: facilita que los padres tengan un control directo sobre el uso que su hijo hace de la tableta); en segundo lugar, una mayor resistencia a golpes y zarandeos varios de la que tiene un tablet normal. Aparte, las aplicaciones de serie están adaptadas para niños y suelen contar con una línea de accesorios orientados a los pequeños.

Antes de entrar a reseñar algunos productos conviene que nos hagamos una pregunta: ¿necesitamos un tablet para niños? Es perfectamente posible conseguir prácticamente lo mismo con uno normal: configurando a mano un sistema de control parental y seleccionando y descargando aplicaciones adecuadas podemos adaptar nuestro tablet para que lo use nuestro hijo o hija en cualquier momento. ¿Por qué entonces comprar un tablet adaptado?

La principal razón es, lógicamente, la comodidad. No todo el mundo tiene conocimientos ni soltura con estos productos como para ser capaz de "escalarlo" para el uso de un niño, aparte del tiempo que lleva buscar aplicaciones adecuadas, descargarlas, probarlas… En segundo lugar está la resistencia: si el niño en cuestión tiene ya cierta edad o es razonablemente cuidadoso no habrá problema, pero si "compartimos" tablet y nos lo estropean en mal momento…

En definitiva: como siempre ocurre con un producto tecnológico, conviene hacer un análisis realista de nuestras necesidades y posibilidades antes de dejarse llevar por el entusiasmo y embarcarse en una compra a la que no le vayamos a sacar partido.

Los mejores tablets para niños

Superpaquito

Superpaquito

Imaginarium ofrece este tablet para niños con un buen puñado de interesantes aplicaciones adaptadas por la propia compañía, además de tener disponibles algunas apps y juegos para iOS y Android. Superpaquito es, probablemente, el más potente y de mejor calidad en cuanto a sus componentes: 9,7 pulgadas de pantalla, salida HDMI que permitiría enchufarlo a un televisor o monitor con alta definición, 1 GB de RAM y 16 GB de disco duro… Todo ello, por desgracia, tiene su lado negativo: un precio alto (300 euros) y una resistencia a golpes algo menor que en otros productos.

Archos Arnova ChildPad

Archos Arnova ChildPad

El Archos Arnova ChildPad se encuentra en el otro extremo de Superpaquito: un tablet muy barato (alrededor de 90 €) pero con pocas prestaciones técnicas. Por ejemplo, la pantalla tiene 7 pulgadas en vez de las 9,7 de Superpaquito; sus 4 GB de disco duro y 1024 MB de RAM también quedan muy atrás. No obstante, por su precio sigue siendo un producto competitivo y muy interesante; su filtro de control parental y sus istema Android permiten que los padres supervisen en todo momento los contenidos que sus hijos utilizan.

Tabeo

Tabeo

Tabeo es el tablet para niños recientemente lanzado por Toys'r'Us, la famosa cadena juguetera. Con unas prestaciones parecidas a las de Archos Arhova, su punto fuerte está en un sistema que permite establecer distintos niveles de acceso a Internet (por lo que niños de distintas edades podrán utilizar el tablet sin preocupación por parte de los padres) y una tienda de aplicaciones muy potente (que tendrá, según la marca, hasta 7.000 programas para descarga). Tabeo incluirá de serie 50 aplicaciones, veinte de las cuales serán juegos (como Angry Birds o Cut the rope) y el resto aplicaciones educativas (lengua, matemáticas, ciencias…) y de biblioteca de distintos temas como la fotografía. Tabeo aún no está disponible en España, aunque es cuestión de tiempo que llegue a las tiendas españolas; en EEUU se vende por unos 150 dólares (alrededor de 120 euros).

Meep Tablet

Meep Tablet

Este tablet es un producto de la empresa de juguetes española Diset; a nivel técnico ofrece 7 pulgadas de pantalla y mucho contenido precargado en su disco duro (principalmente juegos), 4 GB de disco duro ampliable mediante tarjetas SD, 512 MB de RAM y posibilidad de conexión WiFi. con estas características, probablemente su precio (alrededor de 200 €) sea un poco alto comparándolo con el ChildPad; sus puntos son su diseño con funda ergonómica antigolpes y, sobre todo, la posibilidad de monitorizar la navegación por Internet y el uso que se da del tablet desde cualquier ordenador conectado a Internet. Además hay unos cuantos accesorios a la venta muy interesantes para este tablet: micrófonos, joystick, teclados de piano…

Tableta Clan

Tableta Clan TVE

La cadena de televisión de contenido infantil Clan (que forma parte de TVE) ha lanzado su propio tablet para niños, un producto que merece ser tenido en cuenta. El principal atractivo del tablet, no nos engañemos, es poner al acceso del niño los contenidos del canal Clan (muchos de los cuales vienen precargados en el tablet), además de sus muchísimas opciones de control parental. A nivel técnico es más o menos como Chilpad, Tabeo y Meep. Su precio ronda los 180 €.

Tabletas temáticas Ingo: Monster High, Hello Kitty

Tablets Hello Kitty y Monster High

Por último os presentamos estas dos curiosas tabletas diseñadas por Mattel e Ingo para fans de estas series infantiles. A nivel técnico ofrecen prácticamente lo mismo que las anteriormente descritas; su atractivo es la personalización del producto, tanto a nivel visual como en el contenido de su disco duro: ofrece de fábrica contenidos específicos de estas dos series tan conocidas por los pequeños. Su precio es de alrededor de 100 €

En conclusión

Como puedes ver, si te planteas comprarle una tableta a los pequeños de la casa hay un buen puñado de opciones interesantes en el mercado, cada una con su factor diferencial y cubriendo un ragno de precios de entre los 90 y los 300 €. Hay, pues, un tablet para cada tipo de usuario según sus necesidades y posibilidades económicas.

 

Sobre El Autor

Director de contenidos
Google+

Me llamo Antonio Santo y nací en Málaga en 1985. Estudié (es un decir) Filología Hispánica en Granada, aunque desde que salí de la universidad (sorprendentemente, por mi propio pie) toda mi carrera profesional ha sido en prensa. En 2011 empecé a dedicarme al periodismo de videojuegos en Vadejuegos; un tiempo después me hicieron director de contenidos por mis pecados. Me han dado algún que otro premio por mi obra poética, lo que demuestra que hay gente para todo. Me gusta tocar música, los perros y la buena comida. Llevo sombrero para hacerme el interesante.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.