La feria neoyorquina del juguete cierra hoy sus puertas tras preocupar a millones de padres en todo el mundo. Sus retoños ya son conocedores, Internet mediante, de las novedades para la próxima campaña navideña. Aunque LEGOs y muñecas han tenido su espacio, todo el protagonismo vuelve a recaer en el segmento del juguete electrónico: drones, peluches interactivos y robots programables que se harán un hueco entre videojuegos superventas.

Drones: los auténticos protagonistas

Los drones han llegado para quedarse y con tecnología cada vez más puntera en sus entrañas. El protagonista indiscutible de la feria ha sido un BB-8 a escala real, el droide que enamoró a propios y extraños en Star Wars: The Force Awakens. Puede controlarse por control remoto o mediante comandos de voz, incluyéndose un modo de seguimiento perpetuo con el que creernos la propia Rey. Estará disponible en otoño a partir de 180 dólares.

BB8-2

También encontramos numerosos drones gamificados: además de manejarlos por puro placer, participan de su propio juego interactivo. Air Hogs Connect (disponible en agosto por 150 dólares) incluye una esterilla flexible que sirve de campo de operaciones gracias a la realidad aumentada. Así, debemos guiar el dron sobre una ciudad invadida, neutralizando alienígenas entre otras misiones.

Connect-6

Lumi (otoño, 80 dólares) consigue estabilizarse de forma que sobrevuele un punto fijo e incluso nos siga mientras portemos su baliza en el bolsillo. Incluye una modalidad al más puro estilo Guitar Hero: la aplicación muestra botones de cuatro colores que debemos pulsar cuando los LED del dron tomen su tonalidad (rojo, verde, azul o amarillo). Si acertamos asciende, si fallamos desciende. Perdemos al tocar tierra.

Drone-5

Sky Viper Hover Racer (otoño, 100 dólares) viene con cuatro balizas que podemos colocar a nuestro antojo para crear un circuito aéreo. A partir de ahí podemos competir con amigos (apuntarles con nuestro sensor infrarrojo les hará tambalearse y caer al suelo) o intentar batir nuestra mejor marca en el “modo Campaña”.

Stunt Drone-5

REV Air (otoño, 130 dólares) se presenta como un combo de dron aéreo y vehículo radiocontrol, que cada jugador controla con su tablet. La idea es competir por alcanzar la meta fijada, aunque también podemos enfrentarnos a una inteligencia artificial de táctica aleatoria.

Drone-2

Hasta la icónica Barbie (recientemente remodelada) se sube al carro de los drones voladores con Barbie RC Hover Board, provisto de control remoto.

1 2 3

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.