Ubisoft ha asegurado que jamás comprometerá la calidad de la franquicia Assassin's Creed por aferrarse a su periodicidad anual. Laurent Detoc, presidente de la filial norteamericana, lo ejemplifica a IGN con los retrasos de Rainbow Six: Patriots y Watch Dogs:

"No voy a daros nombres porque los conocéis tan bien como yo, pero si lanzas juegos a medio terminar, incluso dentro de una gran franquicia, los usuarios terminarán dándola de lado. Unos 10 millones de personas jugaron con Assassin's Creed el año pasado. Cuando lancemos su próxima entrega, el mismo número volverá a ponerse a los mandos atraídos por una nueva temática".

"Hemos de garantizar calidad además de frescura. Así agradecemos su apoyo incondicional a nuestros seguidores, además de atraer a muchos otros jugadores".

Assassin's Creed IV: Black Flag ha conseguido excelentes críticas pese a reciclar las mecánicas navales que irrumpiesen tímidamente en Assassin's Creed III y haberse lanzado un año después. Dos nuevos juegos de la franquicia llegarán en 2014, según los últimos rumores.

¡Sigue a @bau_er en Twitter!

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.