Ubisoft quiere convertir a Watch Dogs en el próximo Assassin's Creed, esto es, una franquicia de largo recorrido con entregas periódicas.

La confianza de la compañía gala es tal que su productor, Dominic Guay, pretende expandir la propiedad intelectual durante los próximos diez años: "Al igual que Bungie con Destiny, hemos trazado un plan a largo plaza para Watch Dogs. Tal como lo vemos, así los personajes cobran mayor fuerza y su universo se antoja más coherente".

Matiza Guay que los planes podrían cambiar tras el lanzamiento del juego o al cabo de unas cuantas entregas, debido sin duda a una acogida más tibia de lo esperado.

Watch Dogs llegará a Wii U, PC, Xbox 360 y PlayStation 3 el próximo 21 de noviembre. Sus versiones para PS4 y Xbox One coincidirán con el lanzamiento de ambas máquinas.

¡Sigue a @bau_er en Twitter!

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.