Un programa lúdico educativo para la adquisición de estrategias y hábitos de nutrición y autonomía saludables ayudará a prevenir y limitar la obesidad congénita de niños y adolescentes con síndrome de Down, en virtud de un convenio de colaboración firmado por Down España y Fundación Eroski.

Este programa, diseñado en lectura fácil, será accesible a las personas con discapacidad intelectual. Según avanzan sus creadores, en los próximos meses llegará a las 83 asociaciones federadas a Down España, donde jóvenes con síndrome de Down podrán realizar talleres que les ayudarán a adquirir hábitos saludables.

Los participantes tendrán que interactuar con los personajes de la historia en multitud de situaciones; podrán jugar un partido de baloncesto con alimentos, acercarse al colegio andando para evitar el sedentarismo o hacer una compra saludable, todo ello con el objetivo de que adquirir, de forma lúdica, rutinas que prevengan la obesidad.

Esta herramienta interactiva estará disponible a través de las página web de Down España (www.sindromedown.net), con el objetivo de que pueda servir a asociaciones de síndrome de Down de habla hispana en todo el mundo.

La obesidad en las personas con síndrome de Down conlleva grandes riesgos cardiovasculares, además de otros problemas de salud, como hipertensión, aumento del colesterol o artritis. Asimismo, las personas con esta discapacidad intelectual tienen una predisposición a las cardiopatías congénitas, obstrucciones en las vías respiratorias, malformaciones de tipo digestivo o celiaquías, lo que hace que el sobrepeso tenga mayores consecuencias en su estado de salud que en el de la población general.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.