Las mecánicas clásicas y la dificultad están de moda en los dispositivos móviles. Hasta hace unos días teníamos a Flappy bird, y ahora tenemos Unroll Me. Ninguno de los dos ha inventado la rueda: hace 20 años ya existían juegos con mecánicas muy similares. Y sin embargo, su éxito es innegable (el que hoy nos ocupa tiene ya cerca de 10 millones de descargas). ¿A qué se debe?

A parte de que, indudablemente, lo retro está de moda, tenemos el aliciente de la dificultad. El mercado de los teléfonos móviles y tabletas siempre ha sido terreno de los llamados "casual gamers", personas que no solían jugar a videojuegos hasta que se compraron un smartphone y se instalaron Angry Birds. Por eso, estamos acostumbrados a ver juegos casual con muchos colorines y una dificultad (por lo menos en los primeros niveles) entre baja y nula.

Sin embargo, los smartphones ya no son una novedad, y de repente nos encontramos con que hay muchos casual gamers que ya llevan años jugando, y se han convertido en algo así como "hardcore casual gamers". Y claro, como buenos jugadores hardcore, lo que quieren son retos. Y aquí entra el tema de la dificultad inicial.

Sin llegar al extremo de Flappy Bird (en el que era inevitable sacar una puntuación irrisoria las primeras partidas), lo primero que pensamos al empezar a jugar a Unroll Me es "vaya, es más difícil de lo que parecía". y eso que sólo tenemos que construir un canal por el que una bola se dirigirá hasta una casilla de salida. Pero una inexorable cuenta atrás, y posteriormente el movimiento de la propia bola, conseguirán mantenernos en tensión hasta que la ruta esté lista.

Por supuesto, el juego dista mucho de ser perfecto. Sin ir más lejos, un botón de "reset" es un detalle totalmente necesario que el desarrollador ha pasado por alto. Y sin embargo, funciona. Tal vez sea por el pequeño detalle añadido a la mecánica clásica de que ahora podemos mover las piezas mientras la bola las está recorriendo. O la sorpresa de la dificultad inicial. Pero el caso es que engancha, y mucho.

Puede descargarse aquí: Android. iPhone.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.