Ubisoft no ha querido esperar a su conferencia de la Electronic Entertainment Expo, prevista para la noche del próximo lunes (22:00 horas peninsulares). La secuela de Watch Dogs era sin duda su anuncio más esperado, pese al aluvión de críticas que suscitó el original. La aventura de Aiden Pierce acabó convirtiéndose en paradigma de las prisas y el exceso de ambición técnica, lo que de derivó en cuantiosos errores de programación y un notorio downgrade visual. Tampoco convenció su anodino protagonista, incapaz de implicarnos en una venganza más propia de cualquier telefilm vespertino.

Tales son los retos de Watch Dogs 2, cuyos primeros detalles se dieron a conocer hace unas horas, por boca de Dominic Guay (Senior Producer de Ubisoft Montréal): “En WATCH_DOGS 2 podemos dar a los jugadores una historia argumental emocionante, con personajes más cercanos e interesantes, nuevas opciones de hackeo que dan más profundidad al juego, mayor variedad de dispositivos y armas, y una experiencia multijugador sin costuras o transiciones, que atraerá por igual a los fans del WATCH_DOGS original y a los recién llegados a la franquicia.”

Desgranamos a continuación las claves de esta aventura de mundo abierto, que nos llegará con nuevo protagonista, mecánicas y ambientación.

Marcus Holloway

Si hubo un punto unánime respecto a Watch Dogs, ese fue lo prescindible de su protagonista. Aiden Pearce  clamaba venganza, pero sus maneras dictaban todo lo contrario. La falta de carisma se hacía evidente conforme avanzaba la trama, cual Connor (Ratonhnhaké:ton) Kenway.

Ubisoft necesitaba a todo un Ezio Auditore para la secuela y ése parece ser Marcus Holloway. Con un espíritu joven e incondicional, el hacker parece sacado de Grand Theft Auto, estética que se imprime en otros aspectos del juego: “Víctima de los algoritmos de predicción de comportamientos del ctOS 2.0, Holloway es acusado de un delito que no cometió. En su intento de acabar con el sistema operativo de una vez por todas, Marcus usará el hackeo como el mejor arma a su alcance”.

Está por ver si los personajes secundarios (también miembros de Dedsec) están a la altura  y la trama consigue mantenernos en tensión durante el transcurso de las misiones. Pese a tratarse de un sandbox, esperamos menos relleno y variedad para los encargos de la campaña.

San Francisco

Adiós Chicago. Hola San Francisco. La urbe del Golden Bridge es la última en abrazar el controvertido CtOS 2.0, sistema operativo al cargo de las infraestructuras de la ciudad y toda una amenaza para la privacidad de sus habitantes.

El mapa de mundo abierto se ambienta en la bahía, con todas sus áreas accesibles desde el minuto uno. Se fulmina el complejo de Assassin’s Creed que también padecieron las últimas entregas de Far Cry, donde escalábamos torres eléctricas o encendíamos piras para ‘apropiarnos’ de un territorio. Silicon Valley o Marin County son algunos de los barrios reconocibles que transitaremos.

Los desplazamientos también ganarán enteros, por las habilidades parkour del protagonista y un sistema de conducción enormemente mejorado. Fue otra de las grandes críticas al primer Watch Dogs, cuyos vehículos se antojaban barcos sobre el asfalto. Prometen los desarrolladores que cada tipología tendrá sus propias físicas, más cercanas al arcade que a la simulación.

WD2__SC3_Ann_LombardChase

ctOS 2.0

Aseguran desde Ubisoft Montréal que Watch Dogs 2 es lo que siempre debió haber sido el original; que toda nueva franquicia necesita de un periodo de asentamiento y acopio de feedback para encontrarse. A consecuencia, ctOS 2.0 posibilitará mayor número de mecánicas: “Los jugadores no solo podrán hackear la infraestructura de la ciudad, sino que también podrán entrar en la vida de cualquier persona y en cualquiera de sus dispositivos conectados, para desatar una cadena de acontecimientos impredecible”. Destaca a este respecto el hackeo en masa, que desatará el caos entre todos los NPCs presentes. 

Ahora podemos hackear coches, grúas o robots de seguridad, lo que brinda infinitas aproximaciones a cada objetivo: “El usuario podrá elegir si usar el sigilo y el hackeo para completar las misiones sin matar a un solo enemigo, o bien blandir sus armas y jugar de una forma más agresiva. En este mundo enorme y abierto, los jugadores pueden abrirse paso hackeando los semáforos para controlar el tráfico en peligrosas persecuciones de coches a través de las sinuosas calles de San Francisco, atravesar diferentes barrios de Oakland pasando de un tejado a otro, e infiltrarse en las compañías tecnológicas más punteras de Silicon Valley”.

Contamos incluso con nuestros propios coche de radiocontrol y cuadricóptero, ideales para el reconocimiento de campo. También nos servirán para despistar a los enemigos o manipular el entorno.

WD2_SC1_Ann_FakeEvidence

Multijugador sin fisuras

El gran acierto de Watch Dogs fue su multijugador, de los más originales que recordamos. Aunque podremos completar la campaña por nuestra cuenta, ésta se salpicará de opciones online: será habitual encontrarnos con otros jugadores, pudiendo interactuar y unir fuerzas en la misión de turno.

Todo ello sin pantallas de carga o interfaces específicas.

WD2_CA_4_Crane_view

17/11/2016

Al poco de arrancar la presentación del juego se insistió en que sus responsables pudieron jugarlo de principio a fin el mes pasado. Una forma de decirnos que esta vez no habrá prisas que valgan; que el grueso del trabajo ya está hecho y que resta medio año para concentrarse en labores de pulido.

No se esperan pues retrasos de última hora ni una versión final repleta de bugs. Tampoco ha habido lugar para vendernos un apartado visual exagerado y las pizcas de gameplay sugieren un juego bastante aparente (y fluido).

Así las cosas, Watch Dogs 2 llegará a las tiendas el próximo 17 de noviembre para PS4, Xbox One y PC. Lo hará en 6 ediciones (a cada cual más ostentosa) que podéis consultar en el gráfico bajo estas líneas.

U9lE9jG - Imgur

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.