Tras la presentación de PlayStation 4, muchos nos preguntábamos cuándo daría Microsoft el siguiente paso lógico. Ayer obteníamos la respuesta: el anuncio de la próxima Xbox se producirá el 21 de mayo, en menos de un mes.

Son muchos los rumores que han circulado en torno a la máquina, algunos de los cuales bastante plausibles. Me han servido de referencia para publicar la siguiente tanda de predicciones, que seguramente no comprobemos hasta el Media Briefing de la próxima Electronic Entertainment Expo, el 10 de junio a las 19:00 hora española.

Lanzamiento y precio

Los analistas pronostican una próxima generación muy económica en su lanzamiento. Por contra a los 500 euros de media que se nos pidió por Xbox 360 y PlayStation 3, las nuevas máquinas saldrían a la venta rondando los 400 euros. Un precio inferior no casaría en absoluto con las especificaciones de PlayStation 4, similares a las de Xbox 720 según la rumorología. 

Microsoft también se fijará en su más directa competidora respecto al lanzamiento de la próxima Xbox. Si Sony ha prometido la comercialización de PS4 en los principales mercados internacionales durante la campaña navideña, Microsoft haría lo propio, atreviéndome a pronosticar su irrupción comercial a finales de noviembre. Si les funcionó el adelantarse con Xbox 360, ¿Por qué no repetir la jugada? 

La predicción: Xbox 720 llegará a EEUU y Europa en la última semana de noviembre, postergando ligeramente su lanzamiento japonés. Su precio sería de 399 euros. Descarto dos versiones de la consola, por la fragmentación que trajese el modelo Core de Xbox 360.

Kinect 2.0

Kinect, el gadget de entretenimiento más rápidamente vendido de la historia, tendrá un papel crucial en la próxima Xbox. Puede que su catálogo de títulos para Xbox 360 no haya cuajado del todo, pero su integración con la interfaz es del todo loable. Algo similar ocurrirá con la nueva Xbox, cuyo sistema operativo sería una versión de Windows 8 modificada por y para el dispositivo. 

El sensor sería una parte tan crucial del sistema que los de Redmond optarían por incluirlo en el paquete de lanzamiento, aumentando más si cabe su base instalada. Esto último debería animar a la comunidad de desarrollo, que quizás nos sorprenda con títulos más potables gracias a la excelencias técnicas del nuevo Kinect.

La predicción: La evolución de Kinect acompañará a todas las consolas que se vendan. Su detección mejorará muchos enteros, lo que se aprovechará más en términos de navegación y reproducción multimedia que en juegos propiamente dichos.

Acuerdos de exclusividad

Microsoft ha prometido que revelará todos los juegos de lanzamiento de su próxima consola durante el E3. Esto no quita para que el 21 de mayo aluda a varios multiplataforma que todos damos por hechos: Assassin's Creed IV: Black Flag, Watch Dogs, Destiny

No habría de sorprendernos tampoco el anuncio de importantes acuerdos de exclusividad (mayormente temporales) con gigantes como Electronic Arts, muy cercano a la compañía en los últimos años. ¿Y si Battlefield 4 o el nuevo Madden apareciesen unos meses antes en Xbox 720?

No descartéis algo similar con el próximo Call of Duty, al menos en cuanto a contenido adicional descargable.

La predicción: Microsoft y Electronic Arts anunciarán algún acuerdo de exclusividad vigente durante el lanzamiento de la nueva Xbox.

Requisito online y retrocompatibilidad

Uno de los rumores más insistentes ha sido el de que Xbox 720 necesitaría de conexión permanente a Internet para ejecutar sus juegos como medida frente a la piratería. Lo mismo se dijo de PS4 hasta que Sony lo desmintió rotundamente.

No todo el mundo tiene acceso a la red y los cortes de conexión pueden resultar fatales, ¿Por qué imponerla al usuario? Es lo que no pocos llevan meses espetando en la red, voces a las que Microsoft ha oído (y suponemos escuchado), hasta el punto de despedir a uno de sus directivos fruto de la polémica. 

No sería la primera vez que topamos con una incongruencia corporativa de este calibre, pero lo más lógico es pensar que se evitará semejante suicidio comercial.

Respecto a la retrocompatibilidad, todo apunta a que no será posible dado el radical cambio de arquitectura. Sobre el lanzamiento de una Xbox 360 económica que la provea, tengo mis serias dudas, por lo confuso que resultaría al consumidor el combinado de ambos sistemas.

La predicción: Xbox 720 no requerirá conexión permanente a Internet, tampoco un sistema para bloquear la ejecución de juegos usados. La consola no ejecutará discos de Xbox 360.

Especificaciones

A estas alturas parece casi seguro que Xbox 720 implementará una arquitectura x86 similar a las de PlayStation 4, lo que igualará significativamente el acabado gráfico de las producciones multiplataforma por contra a las comparaciones vistas esta generación. 

Se dice también (es de suponer) que Microsoft comenzó a desarrollar su máquina tiempo antes que Sony, por lo que cobran sentido la teoría de que Durango estará ligeramente por debajo de PS4 en término de RAM.

La predicción: Xbox 720 quedará ligeramente por debajo de PS4 en términos técnicos, aunque a efectos gráficos no habrá gran diferencia entre ambos sistemas. 

¡Sigue a @bau_er en Twitter!

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.