Los dos últimos días, en gran cantidad de países ha sido completamente imposible acceder a los servicios online de las dos consolas mayoritarias: Xbox y PlayStation. Ambas redes se muestran parcial o totalmente colapsadas, y además en el momento más crítico: cuando millones de niños (y no tan niños) de todo el mundo han recogidos sus flamantes PS4 y Xbox One de debajo del árbol de navidad.

Aunque oficialmente se las ha llamado "operaciones de mantenimiento", no hace falta ser un genio para deducir que, de ser así, no se habrían realizado en estas fechas, y sobre todo no habría afectado a ambas plataformas al mismo tiempo. Además, la organización "hacker" The Lizard Squad (las comillas son intencionadas) ya ha reclamado la autoría del sabotaje, realizado mediante ataques DDoS (denegación de servicio). Hace un tiempo Mario Muñoz nos hablaba de ellos en este artículo, que recomendamos a todo el que quiera saber qué es exactamente un ataque DDoS.

En el momento de publicar esto noticia continúan los problemas en ambas redes, y un hombre se ha ofrecido a mediar (y no, no es broma): Kim Dotcom, el conocido creador de MegaUpload. su línea de negociación ha sido, básicamente, ofrecer una cuenta vitalicia en su servicio Mega si prometían cesar en sus ataques. A veces, el mundo es así de absurdo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.