Hay quien ha referido a Yooka-Laylee como la última esperanza de Kickstarter en cuestión de videojuegos. Tales han sido los chascos que nos hemos llevado en los últimos años, con OUYA y Mighty No. 9 como ejemplos más destacados. En esta ocasión, veteranos de RARE formaron su propio estudio (Playtonic Games) para ofrecer a los usuarios aquello que llevaban años pidiendo: un plataformas tridimensional al estilo de los clásicos de Nintendo 64.

La secuela espiritual de Banjoo-Kazooie no tardó en amasar una pequeña fortuna (2,4 millones de dólares), con la promesa de su lanzamiento en 18 meses. Finalmente llegará al mercado dos años después, el próximo martes, tras la publicación de críticas mayormente nefastas. A consecuencia, la ilusión de muchos se ha desvanecido, tal y como ocurrió hace unas semanas con Mass Effect Andromeda.

También como con el juego de BioWare, Playtonic ha anunciado un parche de lanzamiento para subsanar las imprecisiones técnicas y de control señaladas por los medios, responsables de que el plataformas se conforme con 68 puntos sobre 100 en su versión para PlayStation 4. ¿Y si el parche de marras hubiese llegado a tiempo para las sesiones de review? Hablaríamos de notables altos y no habría cundido el pesimismo, lo que se reflejaría indubitablemente en las ventas.

Lo que está ocurriendo con Yooka-Laylee es una muestra más de que las críticas en fecha de embargo dejaron de tener sentido hace mucho. Concretamente cuando los juegos comenzaron a llegarnos ‘rotos’, supeditados a copiosas actualizaciones de primer día. A consecuencia, los análisis de producto reflejan una parte imperfecta del todo que reciben los usuarios al cabo de semanas. Prensa especializada, lectores y editoras tenemos parte de culpa.

Playtonic Games ha anunciado un exhaustivo parche de lanzamiento para Yooka-Laylee.

Playtonic Games ha anunciado un exhaustivo parche de lanzamiento para Yooka-Laylee.

Sabiendo que los desarrolladores deciden más bien poco sobre tempos, son las editoras quienes deberían meditar si la versión que remiten a los medios motivará críticas lo suficientemente positivas. Mi apoyo a cuantas firmas han rehusado las copias pre-lanzamiento, de forma que periodistas y usuarios se enfrenten a la misma edición del juego. Los primeros pueden jugar a conciencia, sin fechas límite y los segundos abordar los títulos sin prejuicios (o bien esperar a los primeros textos para decidir su compra). Muy recomendable esto último, pues de un tiempo a esta parte numerosas referencias bajan de precio al cabo de pocas semanas.

Respecto a las cabeceras especializadas, la guerra por las visitas impide saltarse embargos, lo que en un mundo ideal se frenaría con una mínima coordinación entre los responsables editoriales de cada grupo. Con el compromiso de no escribir sobre ciertos juegos cuando su distribuidora no ofrezca versiones rematadas, con la suficiente antelación como para que el periodista de turno no invierta el fin de semana a los mandos (horas extra pocas veces remuneradas).

Con todo, algunos sostienen que los jugadores ya no hacen caso a las reviews. Nada más lejos de la realidad. Generan auténticas corrientes de opinión, exacerbadas por las redes sociales. Miremos si no al mentado Andromeda, que a una semana del lanzamiento ya era referido en términos de fracaso por buena parte de la comunidad. Muy significativos tweets como estos: “Mass Effect Andromeda no ha salido aún y ya es un desastre“, “Andromeda huele cada vez más raro“, “Se habla tanto y tan mal del nuevo Mass Effect que hasta me da pereza“. Todo consumidor de información sobre ocio electrónico debería desarrollar algo de pensamiento crítico; saber que el software rara vez se valora en condiciones idóneas (no hablemos ya de títulos enfocados al multijugador) y que tanto su acabado como su rendimiento mejoran considerablemente durante la franja de lanzamiento.

La pescadilla que se muerde la cola: editoras con prisas, medios desesperados por sumar visitas y lectores poco reflexivos

Me gusta pensar que los redactores servimos tanto al lector como a los propios estudios. Procesos de beta y testeadores aparte, nuestra opinión puede resultar de utilidad a programadores y diseñadores incluso antes del lanzamiento. ¿No sería fantástico haber recibido una versión de Yooka-Laylee varias semanas antes, sin el compromiso de transformarla en texto? Playtonic habría tenido tiempo de sondearnos e implementar cambios de cara a la copia de review, transmitiéndose así un juicio más responsable.

Soy muy consciente de que pido imposibles y de que ésta es la típica pescadilla que se muerde la cola: editoras con prisas, medios desesperados por sumar visitas y lectores poco reflexivos, quienes en unos días afrontarán la versión actualizada del plataformas tridimensional para darse cuenta de que, probablemente, se le ha crucificado demasiado pronto.

Sobre El Autor

Redactor Jefe

Licenciado en periodismo por la Universidad de Málaga, siempre con el propósito de especializarse en ocio electrónico y nuevas tecnologías. Actualmente reside en Madrid, donde ejerce como Jefe de Redacción para esta revista. En su década de experiencia ha prestado servicio a grupos de referencia como Axel Springer (Hobby Consolas), Dixi Media (La Información), Gamereactor (división española) o Hipertextual (Ecetia, AppleWeblog y ALT1040).

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.